top of page

Debates con Damaris

Películas, programas de televisión, música, comida, ¡y más!

  • Damaris Chanza

¿Es Posible Separar el Arte de la Artista?

Con tantas acusaciones que rodean a innumerables personas, como fanáticos, ¿cómo se supone que debemos separar el arte del artista?


Los artistas obtienen muchos seguidores en función de las comunidades que construye su arte y las causas que promueven. Se convierten en modelos a seguir para sus fanáticos, quienes están tan comprometidos que se llaman a sí mismos por nombres de fandom. Innumerables ejemplos de bases de fans dedicadas cruzan múltiples formas de arte, desde libros hasta música, incluidos Potterheads, Twihards, Swifties, Monsters y Barbz. Los fanáticos aman no solo el arte, sino también a la persona que lo crea. Por esta razón, cuando estos artistas se desvían de sus causas, promueven o comienzan a exhibir comportamientos desagradables, lo que puede devastar a los fanáticos.


Aparte de sus pegadizos nombres de fandom, los fanáticos están más conectados que nunca gracias a Internet y las redes sociales. Sin embargo, la mayor velocidad a la que se difunde la información ha hecho más que simplemente permitir que los fanáticos se conecten por intereses similares; también reveló los vicios de los artistas y el comportamiento insatisfactorio, a veces incluso ilegal.


Cuando los fanáticos conocen la letra de cada canción y su significado y han asistido a múltiples conciertos o han leído un libro tantas veces que pueden recitar escenas de memoria, se familiarizan íntimamente con el arte. Con entrevistas y redes sociales, los fanáticos también pueden familiarizarse íntimamente con el artista y aprender cómo sus experiencias de vida y personalidad han influido en su arte. Cuando los fanáticos se toman el tiempo para descubrir todos los matices e inspiraciones, es aún más difícil separar al artista del arte.


Entonces, como fanático, ¿profundizas en cancelar la cultura y abandonar a alguien a quien has idolatrado o te enfrentas potencialmente al ostracismo social defendiendo o ignorando sus fechorías?


Cuando las acusaciones son ilegales o manifiestamente incorrectas desde el punto de vista moral, la respuesta es clara: abandónalas. Entonces, las áreas morales grises o los valores más controvertidos hacen que la decisión correcta no esté clara. Esta puede parecer una pregunta tonta, pero con las nuevas alegaciones y acusaciones que salen a diario, este es un debate con el que los fanáticos luchan constantemente. Incluso cuando estas acusaciones están ensombrecidas por el misterio o carecen de pruebas concretas, ver a alguien a quien amas poner en una posición en la que se cuestiona su integridad y todo lo que pensabas que representaba puede ser desgarrador.


Pero, ¿tiene este debate tanta división? Puede haber otra perspectiva.


Parte de lo que hace que decidir sea tan complicado es la sobreexposición de los consumidores al artista. Hace imposible separar el arte del artista. Francamente, incluso cuando el artista ha actuado de manera abominable e imperdonable, es posible que quieras dejar de apoyarlo. Aún así, su arte está tan profundamente arraigado en tus experiencias de vida y personalidad que perderlo puede ser como perder una parte de ti mismo. No se trata solo del arte o el artista, sino de la comunidad que construye y de las experiencias que crea. Negarse a apoyar a un artista es más complejo que detenerse.


En lugar de solo un debate de dos lados, puede ser posible separar al artista de su arte. Por supuesto, esto cuestiona cuánta creatividad se deriva del artista y qué mensaje está difundiendo su arte. Elegir separar el arte del artista requiere cierto nivel de ignorancia o la capacidad de mirar hacia otro lado. En algún momento, es posible que deba defender su decisión, e incluso puede poner en duda su propio carácter.


Tal debate no tiene una buena respuesta. Tienes que tomar una decisión y vivir con ella.

2 visualizaciones0 comentarios
bottom of page